Que no se apague El Faro que rehabilita vidas en El Cabrero

Entramos a la Fundación El Faro acompañados de su creador, Enrico Bagnoli, un italiano que llegó a Cartagena en el año 2002 tras una llamada desesperada de su hijo, quien en ese mismo año falleció a causa de una sobredosis. En honor a Giorgio, como se llamaba, Enrico abrió El Faro, que busca ser de luz para ayudar a hombres y mujeres a que tengan una vida plena alejados de las drogas. Articulo original de eluniversal.com.co

Contáctenos

Nuestra galeria

¿Cómo puedo ayudarte?